Artículos

Primeros signos de psicosis ¿cómo detectarlos?

Primeros signos de psicosis ¿cómo detectarlos?

Aunque la mayoría de la gente piensa que la psicosis aparece "de la nada", esto es muy poco común. A menudo hay señales de advertencia, meses o incluso años antes. Por supuesto, estas señales son más fáciles de reconocer cuando miramos hacia atrás, por eso hemos querido hacer este artículo para aprender a reconocer algunos signos de advertencia cuando aparecen por primera vez. El reconocimiento temprano ofrece una mejor oportunidad para la intervención y la prevención de la psicosis.

Contenido

  • 1 Los brotes psicóticos
  • 2 Señales de alerta temprana de psicosis y los síntomas a tener en cuenta
  • 3 Síntomas Psicóticos Atenuados
  • 4 Personas que pueden tener mayor riesgo de psicosis

Los brotes psicóticos

La gente que ha padecido algún brote psicótico a veces describe los primeros cambios que tienen como una mayor dificultad para filtrar la información, las distracciones y las sensaciones. Pueden tener problemas para concentrarse o para entender lo que están escuchando. Las experiencias visuales pueden llegar a sentirse como más brillantes o intensas y los sonidos más fuertes.

Es como si se sintieran “sobrecargados” y les resulta más difícil mantener el hilo de lo que están pensando, así como de lo que los otros hablan. Pueden sentirse más y más desconectados o simplemente quieren estar solos. Poco a poco, les abruma la confusión acerca de lo que es real y lo que no, lo cual les lleva a desconfiar, incluso a sentir pánico.

Otras personas en cambio pueden dar la sensación de que actúan de manera extraña, o simplemente no parecen ellos mismos. Pueden presentar dificultades en la escuela o el trabajo, incluso dejar de ir.

Algunos de estos primeros cambios no son específicos a la psicosis. En otras palabras, muchos jóvenes con estos signos y síntomas no tienen por qué padecer psicosis, tal vez sólo se trate de una reacción temporal al estrés. Pero para aquellos que se encuentran en las primeras etapas de una enfermedad psicótica, estos síntomas proporcionan señales de advertencia importantes. Cuando varios signos o síntomas se producen o se hacen más intensos con el tiempo, o simplemente existe una historia familiar de trastornos psicóticos, es particularmente importante estar atentos para buscar ayuda a tiempo.

Señales de alerta temprana de psicosis y los síntomas a tener en cuenta

  • Cambios de personalidad no específicos
  • Aislamiento social
  • Disminución en el funcionamiento (en la escuela o en el trabajo, en el auto-cuidado)
  • Estado de ánimo deprimido
  • Ansiedad
  • Disminución de la motivación
  • Disminución de la concentración
  • Alteración del sueño
  • Expresión emocional reducida
  • Problemas con el manejo de la tensión diaria
  • Deterioro en la higiene personal

Otras señales de alerta temprana son los síntomas más leves o sutiles de la psicosis. Llamamos a estos síntomas psicóticos atenuados.

Síntomas Psicóticos Atenuados

  • Desconfianza: por ejemplo, sienten cada vez más incómodos frente a amigos, familiares o maestros sin saber por qué.
  • Creencias raras o pensamiento mágico: por ejemplo, sensación de confusión acerca de si un sueño realmente ocurrió, se preguntan si otras personas podrían ser capaces de leer su mente, encuentran conexiones significativas entre eventos no relacionados, tienen frecuentes experiencias de irrealidad o déjà vu.
  • Experiencias perceptivas inusuales: por ejemplo, los sonidos parecen ser más fuertes de lo normal, ven sombras o figuras vagas por el rabillo del ojo, creen que los ruidos cotidianos suenan como palabras o tienen un significado especial.
  • Discurso tangencial o circunstancial: por ejemplo, cambian el tema de conversación sin motivo alguno mientras están hablando, utilizan combinaciones inusuales de palabras.

Cuando estos síntomas han comenzado o empeorado durante el último año, la investigación sugiere que la persona puede tener un mayor riesgo de desarrollar psicosis.

Es de destacar que algunas personas experimentan síntomas psicóticos atenuados que son de larga duración ni estables. Es decir, los síntomas han existido desde hace más de un año pero no han sido continuados ni demasiado frecuentes en el tiempo. Estos individuos no tienden a presentar tanto riesgo de desarrollar psicosis en el futuro.

Personas que pueden tener mayor riesgo de psicosis

  • Las personas que tienen un familiar cercano (un hermano o hermana, padre o madre) que ha experimentado algún trastorno mental con psicosis (esquizofrenia, trastorno bipolar o depresión mayor con psicosis) y que han tenido una disminución en el rendimiento del funcionamiento diario (en la escuela o el trabajo, la vida social y familiar, el autocuidado) durante al menos un año.
  • Las personas con síntomas completos (en lugar de atenuados) de psicosis que se iniciaron en los últimos tres meses, aunque sean breves y variables. Los síntomas pueden ser intensos pero ir y venir, duran menos de una hora, y aparecen no más de un par de veces cada semana. No son frecuentes o sostenidos lo suficiente como para cumplir con los criterios para un trastorno psicótico total. Sin embargo, estos síntomas deben ser tomados en serio, por si se hacen más frecuentes o sostenidos en el tiempo, pues pueden ser el preludio de un brote psicótico.

Es importante destacar que las investigaciones sugieren que el tratamiento precoz de estos síntomas puede ayudar a prevenir problemas más graves en el futuro. Al igual que con los primeros signos de la enfermedad médica, si los signos tempranos de problemas de salud mental se dejan sin tratar, es más probable que empeoren. Por el contrario, si se tratan a tiempo, a menudo mejoran.

La intervención temprana tiene el potencial de retrasar o en última instancia prevenir la aparición de la psicosis, y para mejorar los resultados de los que se llega a desarrollar un trastorno.